martes, 4 de mayo de 2010

Para un juicio político y remoción del Jefe de Gobierno

LINK A DOCUMENTO DE CESVI en PDF

Esta es una noticia de Infobae de 2008

y así desde hace años, es decir desde que el gobierno del fantoche de Aníbal y barra de delincuentes prorrogó hasta 24 años la antigüedad de los micros escolares que posteriormente volvió a bajar por lógicas presiones sociales.

Lo que quiero decir es lo siguiente:

Desde que ocurrió la masacre sociopolítica de Cromagñón que vengo diciendo que es cuestión de tiempo para que el Estado asesine a un grupo de infantes por la precariedad de la regulación y control y la corrupción en el área de transporte público y en especial de los micros escolares y sus choferes. Vengo diciendo que nadie se va a mover, hasta que tengamos 40 cadáveres de menos de un metro desparramados en una vereda porteña. Que el Gobierno a cargo de ese Estado es RESPONSABLE de lo que ocurra y su autoridad máxima es el MAXIMO RESPONSABLE y no fuimos todos, ni la idiosincrasia, ni los nenes si eran pobres o escuchaban a los rolling.

El accidente de ayer se produjo a baja velocidad, por tanto no hubo heridos graves. Además transportaba chicos de la Villa 31 por lo cual a nadie de los que corta el bacalao le preocupó demasiado. Va a ser difícil que los padres de esos chicos tengan las herramientas (Tiempo libre, contactos, etc.) como para armar una movida cómo la de los padres del Colegio Ecos para hacerse visibles. Distinto hubiera sido eran chicos rubiecitos cómo los que elijen las agencias de publicidad para vender leche y yogurt. Tal vez, de ese modo, alguien presionaba por controles, pero ahora, ni eso.

Parece que habrá que esperar la masacre para hacerse el distraído y llamarla tragedia, aunque tal vez lo que legitima la remoción de un poderoso de su puesto de poder sea la muerte.



ALGUNOS CHICOS CON HERIDAS LEVES; LA CELADORA QUEDO INTERNADA
Chocó un micro de transporte escolar

Un colectivo de transporte escolar que llevaba unos 20 chicos chocó ayer contra un refugio para peatones frente a la estación Retiro. La celadora que los cuidaba fue expulsada a través del parabrisas y está internada en el Hospital Fernández. El choque se produjo a las siete y cuarto de la mañana en la avenida Ramos Mejía al 1300, a la altura de la estación del Ferrocarril Mitre, en Retiro. El micro llevaba chicos que viven en la Villa 31 y que estudian en la escuela número 3, Onésimo Leguizamón, en Santa Fe y Paraná.

Según el comisario Luis Norte, de la Policía Federal, “fue una mala maniobra del conductor, que tocó el cordón y se llevó por delante el refugio”, donde están las paradas de los colectivos 50 y 56. El chofer sostuvo que había sido encerrado por un vehículo de transporte público que lo había obligado a dar el volantazo que lo hizo estrellarse.

Al chocar el colectivo, el parabrisas estalló y la celadora, a cargo de cuidar a los chicos durante el viaje, fue despedida hacia adelante y cayó sobre el pavimento. Alcanzó a levantarse y volvió a subir al micro para ver si los chicos estaban bien, y volvió a caer.

Los chicos fueron llevados a los hospitales Fernández y Rivadavia. Varios tenían lesiones leves. La celadora quedó internada en el Fernández, con una lesión que obligó a ponerle un alzacuello. La trabajadora se desempeñaría “en negro”, de modo que carece de ART.

Los chicos procedían de la Villa 31, cerca de Retiro. El servicio de transporte al colegio es contratado por el gobierno de la ciudad a la empresa Turismo Santa Angela, que a su vez contrata a las celadoras que acompañan a los chicos en cada viaje. Este servicio empezó a prestarse luego de que vecinos de la Villa 31, patrocinados por la ONG Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ), efectuaran una acción judicial para que el gobierno porteño se hiciera cargo del transporte de estos niños, que deben estudiar en establecimientos alejados del lugar donde residen.

Etiquetas:

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Accesos a este posteo:

Crear un enlace

<< Home