domingo, 21 de marzo de 2010

Hijos del Pueblo Nº21



DESCARGA

Hijos del Pueblo Nº21


Fecha: Marzo/Abril 2010

Sumario


* Cartelera (pág. 2)
* El Golpe Militar en 1976 y sus consecuencias en la actualidad (pág. 3)
* Contra la Inflación y los Despidos: Movilización (pág. 4)
* La organización de las mujeres del Subte: Una experiencia de lucha (pág. 5)
* Los “aumentos” no alcanzarían a cubrir la inflación (pág. 6)
* Sindicalismo integrado vs. sindicalismo revolucionario (pág. 6)
* Ahora quieren la rendición incondicional (pág. 6)
* Metalúrgicos de pie (pág. 6)
* Ideología y Política (pág. 7)
* 8 de Marzo: ¡Un día de lucha! (pág. 8)

Editorial


¡Basta ya!

“Lo que el pueblo necesita para gozar de libertades es su emancipación económica, base inconmovible de la verdadera libertad.”
Ricardo Flores Magón

Es el grito ancestral que recorre la historia de los oprimidos y pisoteados por el Capital. Los desheredados que, cansados de enfermar y morir, levantaron al unísono su frente y su puño.

¡Basta ya! Dijeron las trabajadoras de Cotton Textile Factory, que a cambio recibieron la más inhumana de las respuestas.

¡Basta ya!, dijeron, más acá en el tiempo, nuestros compañeros y compañeras. Decididos/as, se organizaron como parte del pueblo que avanzaba, entre contradicciones y esperanzas, hacia su emancipación. Lo mismo replicaron las bestias asesinas, verdaderas marionetas del potentado que manejaba los hilos. Y sus espadas verdes cayeron sobre los y las luchadores/as. Oliva y dólar se unían, confundidos y entremezclados, contra el rojo de la sangre y el negro de la miseria.

¡Basta ya! Dijeron unas madres que no sabían que habían hecho con sus hijos, y en su pañuelo blanco se envolvieron de valor.

¡Basta ya! Dijeron los que en las frías rutas patagónicas salieron con lo único que tenían, a hacerse escuchar.

¡Basta ya! Rugió el pueblo una noche de diciembre, hambreado y cansado y se lanzó a las calles a echarlos a todos.

¡Basta ya! Gritamos hoy, reclamando por lo que es nuestro.

Lo gritamos con los puños llenos de cansancio.

Con los brazos abiertos de solidaridad.

Con la mirada serena del que lucha por lo que es justo.

Con la sonrisa segura de la victoria.

Hasta la victoria final, por la emancipación total.

Etiquetas:

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Accesos a este posteo:

Crear un enlace

<< Home