domingo, 6 de junio de 2010

Sin violencia


Nuevos barcos se preparan para romper el bloqueo
Israel deportará hoy a los activistas del «Rachel Corrie»
Gara

Las fuerzas israelíes apresaron ayer al buque de ayuda humanitaria «Rachel Corrie», que se dirigía a Gaza, tomando el control del barco sin violencia, según informó el Ejército, cinco días después de que un asalto similar se saldara con un balance de al menos nueve muertos.

«Nuestras fuerzas ha subido al buque y han tomado el control sin resistencia por parte de la tripulación ni de los pasajeros. Todo ha sucedido sin violencia», declaró a France Presse una portavoz militar. Este abordaje tuvo lugar también en aguas internacionales.

El «Rachel Corrie» fue desviado al puerto de Ashdod, entre Gaza y Tel Aviv, donde su carga fue desembarcada, según el Ejército.

Todas las comunicaciones con el navío, que se encontraba al mediodía de ayer a 28 millas náuticas de la costa, fueron cortadas desde primeras horas de la mañana. La zona de exclusión de Gaza impuesta por Israel es de 20 millas náuticas (37 kilómetros).

Según el Ejército israelí, el buque, fletado por una organización irlandesa de apoyo a Palestina, rechazó en cuatro ocasiones obedecer las órdenes emitidas por radio para que se desviase de la ruta hacia Gaza.

«Hemos indicado en repetidas ocasiones a los responsables del buque que debían dirigirse al puerto de Ashdod y que existe un bloqueo a Gaza, pero han ignorado nuestros llamamientos y han continuado con su ruta hacia Gaza», indicó una portavoz militar.

En Gaza, Hamas denunció «un nuevo grave crimen israelí contra no sólo todos los palestinos sino también contra el conjunto de la comunidad internacional».

«Llamamos a la comunidad internacional a que no se calle ante la piratería sionista que viola groseramente las leyes marítimas y que ejerzan presiones», declaró a France Presse el viceministro de Exteriores de Gaza, Ahmed Yussef, presidente del comité gubernamental para la ruptura del bloqueo.

«Hamas y su Gobierno consideran que el bloque toca a su fin. En las próximas semanas, numerosos buques van a ser enviados hacia Gaza por las organizaciones internacionales de solidaridad en nombre de la Justicia y los derechos humanos», indicó Yussef.

En este sentido, dos grupos libaneses, el Movimiento Libre Palestina y Periodistas Sin Cadenas, anunciaron ayer que un buque partirá desde el puerto de Beirut hacia Gaza el próximo fin de semana con 50 periodistas y 25 militantes europeos a bordo, además de material escolar y medicamentos.

El puerto pesquero de Gaza, donde esperaban decenas de personas, estaba repleto de banderas turcas y retratos gigantes del primer ministro Recep Tayyip Erdogan.

El «Rachel Corrie» transportaba a quince personas de nacionalidad irlandesa y malasia, así como un millar de toneladas de ayuda. Entre los pasajeros, se encontraba Máiread Maguire, premio Nobel de la Paz, y Dennis Halliday, un ex alto responsable de la ONU.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, trató de justificar las diferencias de los operativos contra el «Rachel Corrie» y el «Mavi Marmara», que acabó en una masacre, señalando que en el primero «viajaban activistas pacíficos y no extremistas violentos partidarios del terrorismo».

«Hoy [ayer] hemos visto la diferencia entre un barco de activistas de paz, con quienes no coincidimos pero de los que respetamos su derecho a expresar una opinión diferente, y un barco de odio, organizado por extremistas violentos que respaldan el terrorismo», declaró Netanyahu al diario «Yedioth Aharanoth».

«En ambos barcos, el Estado de Israel empleó exactamente el mismo procedimiento para defender el bloqueo marítimo, para evitar el contrabando de armas a Hamas en Gaza y para permitir que los bienes civiles entren en Gaza tras ser registrados», añadió el primer ministro israelí.

«Israel no permitirá que Irán establezca un puerto en Gaza para aprovisionar de armas a Hamas», destacó Netanyahu.

Londres, Edimburgo y Dublín

El ministro británico de Exteriores, William Hague, mostró su satisfacción por que se haya desarrollado de manera pacífica el abordaje del «Rachel Corrie». «Continuamos subrayando ante el Gobierno de Israel la importancia de que se lleve a cabo una investigación con la que asegurarnos de que se asumen responsabilidades, que sea de la confianza de la comunidad internacional e incluya la participación internacional», dijo.

La ministra de Cultura y Exteriores del Gobierno de Escocia, Fiona Hysop, dijo ayer tras hablar con el titular irlandés de Exteriores, Micheal Martin, que ambos coincidían en que «toda la ayuda humanitaria que transportaba el `Rachel Corrie', que incluye suministros médicos vitales, sillas de ruedas y cemento, debe llegar a su destino». El buque está capitaneado por un escocés, Eric Harcus.

Fiscales turcos, mientras, han abierto una investigación para analizar los eventuales procesamientos de los más altos dirigentes israelíes, según anunció ayer la prensa turca.

Si la oficina del Fiscal de Bakirköy (Estambul) reúne pruebas suficientes, se presentarán cargos contra el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu; el ministro de Defensa, Ehud Barak; y el jefe del Estado Mayor de los Ejércitos, el general Gabi Ashkenazi, según informó el diario «Zaman».

Durante la jornada de ayer, decenas de miles de personas se manifestaron en varias ciudades europeas para denunciar el ataque israelí. Así, en París se reunieron 5.000 personas, muchas de las cuales llevaban kefiyahs. Niza, Marsella, Burdeos y Montpellier también acogieron movilizaciones.

En la manifestación de Estambul hubo 10.000 personas y decenas de miles más en ciudades del resto de Turquía.

En Londres, miles de personas se congregaron ante la residencia del primer ministro, David Cameron, antes de dirigirse hacia la Embajada en Londres.

Cientos de personas tomaron las calles del centro de Dublín para reclamar el fin del bloqueo en Gaza, al igual que hicieron en Tel Aviv 5.000 manifestantes y otros 2.000 en Barcelona.
ahmadineyad

El ataque israelí protagonizará probablemente la agenda de la cumbre sobre seguridad que reunirá el martes en Estambul a líderes de Oriente Próximo y Asia, entre los que destaca, una vez más, el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad.
Segarra recibirá material para acabar su reportaje

El periodista valenciano David Segarra podrá finalizar el reportaje que estaba realizando para la cadena latinoamericana Telesur cuando fue atacada la flotilla que se dirigía a Gaza, gracias al material informativo que le remitirán varios periodistas palestinos desde la zona en conflicto.

Así lo avanzó Segarra en su primera rueda de prensa en València, adonde llegó el viernes por la noche procedente de Barcelona, y lo hizo acompañado por los presidentes de la Unió de Periodistes Valencians, Joaquim Clemente; y de Telesur, Andrés Izarra, así como por su madre, Cristina Soler.

«La censura total es imposible», destacó Segarra, quien subrayó la «importancia de la existencia de cadenas como Telesur, que se desmarca de la agenda informativa de las cadenas occidentales y que trabaja en Venezuela, un país donde hay un verdadero pluralismo informativo».
En este sentido, Segarra, quien colabora para Telesur desde hace tres años, criticó que los medios de comunicación occidentales sufran «un control absoluto de los poderes económicos».

Etiquetas:

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Accesos a este posteo:

Crear un enlace

<< Home