domingo, 11 de abril de 2010

Los militantes al pozo


Entrevista con Juan Grabois, militante del MTE detenido hace dos días

(AW)En dialogo con la Agencia Walsh Juan Grabois (referente del Movimiento de Trabajadores Excluidos - MTE) dijo:

"Una vez que supieron que militaba, por lo poco o mucho que me podían conocer, escucho, que un oficial le decía a otro que debía llevarme hacia un calabozo - al pibe que milita mándenlo al pozo que esta totalmente oscuro, (recomendó el principal jefe de guardia) y no le hables - . Cuando llegaron mis compañeros y los abogados, cambio la actitud y se mostró menos agresivo y un tanto amable".


Buenos Aires, viernes 09 de Abril de 2010 ( Américo Balbuena, Agencia Walsh)
-¿Cómo sucedió la detención?

-Salí de mi casa a buscar el auto y estos dos policías uniformados estaban en la esquina, me abordaron, sin motivo aparente y me pidieron documentos de mala manera, les dije que vivía a 30 metros, que iba a buscar el auto, tenía sólo la documentación de la universidad y los otros documentos estaban en el auto.
Cuando quise que ellos me dijeran quiénes eran, me tiran al piso y comenzaron a forcejear con patadas y trompadas que ni me dejaron explicar nada. Algunos vecinos que intentaron intervenir para que me liberen, los amenazaron y los echaron literalmente de ahí; ya para ese entonces, estaban muy sacados. No conformes, revisaron mi mochila y al toque llegan dos patrulleros que me llevan a la comisarían 51. En la comisaría quise saber quiénes eran los que me apresaron, ya que no tenían puesta su chapa de identificación y nadie contestó nada. Luego, empezaron informalmente a interrogarme, sobre mi filiación política y a qué movimiento pertenecía. Tras esto, mencionaron el tema de las denuncias de los prostíbulos y sobre la detención en el 2001 donde estuve a disposición del PEN. Ahí, me di cuenta que evidentemente, sabían quién era. Además de que luego supe que me habían revisado la computadora que llevaba en la mochila, mis papeles, libros y hasta quitaron la foto que tomé con el celular a los policías que me apresaron. Empecé a pedir que dijeran cuales eran los motivos del arresto y pedí mis derechos básicos de poder hacer un llamado, y comencé a gritar. Y vino un cabo a sacarme unas fotos y dijo que estaba detenido por haber violado la ley de espectáculos públicos. Ya en ese momento no entendía nada. Luego supe por mi abogado, Pablo Sernani, que estaba imputado por resistencia a la autoridad (Causa que está a cargo el juzgado Correccional Nº 5, secretaria del Dr. Walter Candela). Sernani adelantó que solicitará "medidas procesales de protección con una fuerza de seguridad que no sea la Federal".

-¿Y ahora que vas a hacer, pediste ayuda?

-Mis abogados están preparando la denuncia y el habeas corpus preventivo que vamos a presentar la semana que viene en la justicia federal y esperar que no me pase nada. Por otra parte, se va a pedir medidas procesales de protección con intervención de otra fuerza de seguridad que no tenga nada que ver con la Policía Federal.
En cuanto a la ayuda, no hizo falta pedir nada. Mis compañeros fueron a reclamar mi libertad en la puerta de la comisaría y de varias organizaciones me dan fuerza para seguir adelante. También, se puso a disposición el subsecretario de Derechos Humanos porteño, Edgardo Berón, con todo el equipo de abogados, al igual que Gabriela Alegre (Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos en la Legislatura).

-¿Te preocupa algo en particular?

-Si, lo más jodido es la consigna (comisaría 51ª) que me pusieron frente a mi casa (Victorino de la Plaza y Barilari - barrio de Núñez) y está todo el tiempo mirando los movimientos de toda mi familia e informando por celular cosa que hacen de manera evidente y hasta significativa; además, lo llamativo es que jamás hubo policía en esta zona. Además, justo el actual jefe de la comisaría 51, Daniel Crisci, era el responsable de la comisaría 16 del barrio de Constitución, cuando junto con la Alameda denunciamos con un escrache la complicidad institucional de la federal con las mafias de los prostíbulos.

Por último recordó: "Entre las verdugueadas que me hicieron, y hasta me pareció algo ingenuo, fue la consulta sobre cuál libro de izquierda era para recomendar, porque (dijo un oficial) hay cosas que yo odio y no sé por qué las odio. Me venían a ver de a poco y de manera individual venían a hacerse los graciosos".


A continuación, el comunicado sobre lo ocurrido:


COMUNICADO


El dirigente de cartoneros Juan Grabois fue detenido, golpeado, incomunicado e investigado

Por la presión de los cientos de cartoneros que iban llegando frente a la comisaría 51, a cargo de Daniel Crisci, este miércoles 7 poco después de cuatro horas de detención e incomunicado el fundador del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) Juan Grabois recuperó la libertad. Fue liberado después de armarle una causa por supuesto atentado y resistencia a la autoridad y una vez que lo revisó el médico legista por los golpes que había sufrido.

A la salida de la comisaría 51 (Artilleros 2081, barrio de Núñez) Grabois detalló que fue detenido a 30 metros de su casa cuando se dirigía a pie a buscar su auto con el fin de trasladarse a una entrevista con Gustavo Vera, de la Fundación Alameda.

"Dos hombres uniformados se acercaron a mi. Me pidieron documentación. Cuando estaba mostrando mis documentos me arrojaron al piso, me esposaron y dieron patadas. Grité a los vecinos pero la policía los amenazó a ellos también. Me revisaron la mochila mientras ahuyentaban a los transeúntes que pasaban por allí", expresó el joven universitario Grabois.

"Dentro de la comisaría no me dieron una llamada, ni me dijeron jamás el delito que me imputaban. Fui trasladado a un calabozo que llaman ‘pozo' por la falta de luz. Algo que me llama poderosamente la atención es que en reiteradas oportunidades consultaban los policías por mi filiación política y hasta revisaron la computadora portátil".

Durante las horas de detención, personal de la 51 revisaba y se reía de los libros y papeles que Juan tenía en su mochila, además de recordar que estaban al tanto de las denuncias que el MTE impulsaba y preguntar reiteradamente al detenido por su filiación política.

El responsable de los malos tratos y arbitrariedades en la comisaría 51 es Daniel Luis Crisci. Este hombre es recordado por el MTE y la Alameda cuando en el 2008 fueron denunciadas por ambas organizaciones una mega-red de trata, trafico, narcotráfico y proxenetismo en la zona de Constitución y Monserrat. La denuncia fue acompañada por la Defensoría del Pueblo de la Ciudad y por 13 diputados nacionales de todos los partidos con representación parlamentaria. En aquella época, la comisaría más implicada en esa red era la 16ta con jurisdicción en Constitución y a cargo de Daniel Crisci, el mismo que ahora está al frente de la 51.

Los periodistas intentaron en vano establecer contacto con el comisario Crisci que prefirió escudarse en los voceros de prensa de la Policía Federal quienes argumentaron que Grabois había sido detenido por "atentado y resistencia a la autoridad" y supuestamente por haber atravesado uno de los vallados que había en las inmediaciones del estadio de River, cuando en realidad fue detenido a pie, a 30 metros de sus casa y portando sus documentos encima.

Grabois y el MTE junto a la Alameda han llevado adelante numerosas investigaciones y denuncias penales contra la trata, el trabajo esclavo y el trabajo infantil y ha denunciado numerosas veces situaciones de cohecho y corrupción dentro de las fuerzas policiales. Un oscuro episodio similar había ocurrido anteanoche con el periodista Facundo Pastor, a pocas cuadras de donde fue detenido Grabois ayer. Grabois también ha sido denunciante de la UCEP paralela que perseguía a cartoneros y gente en situación de calle y reiteradamente se ha movilizado y denunciado a las comisarías que solían cobrarle coimas a los cartoneros antes que se regularizaran dentro del actual plan de reciclado.

Llamativamente mientras se agrupaban los cartoneros en las puertas de la comisaría 51, algunos efectivos policiales de la misma preguntaban por la presencia de medios y curiosamente no había vallado alguno protegiendo la misma. Un oficial nos preguntó a varios si podía sacar su vehículo "sin que se lo rompieran" porque comprendía la "indignación" de la gente que se concentraba allí, cuando en ningún momento se había insinuado situación de violencia alguna, pero a esa hora de la noche era claro que la policía buscaba precipitar incidentes frente a la comisaría y tenía preparado camiones de infantería a pocas cuadras del lugar.

El MTE y la Alameda repudian esta intimidación y provocación policial y hacen responsable de la misma al jefe de la Federal, Néstor Valleca y al Ministro de Justicia Julio Alak a cargo de esa fuerza. En las próximas horas evalúan llevar a los tribunales una denuncia por los graves hechos ocurridos donde sin motivo alguno y en plena vía pública, los policías apalearon, detuvieron, incomunicaron e interrogaron a un militante popular violando todas las garantías consagradas en la Constitución Nacional.

El MTE y la Alameda ratifican que proseguirán investigando, denunciando las situaciones de trata, trabajo esclavo y exclusión y señalando con nombre y apellido a los responsables de las mismas e incluyendo a la franja corrompida de las fuerzas policiales.

CONTACTO: Juan Grabois: 15 6384 3877 Gustavo Vera 15 6158 4835

Etiquetas: ,

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Accesos a este posteo:

Crear un enlace

<< Home