sábado, 24 de octubre de 2009

Virtual discriminación



El INADI, Microsoft y cía.
(x La Vaca)

Con el auspicio de la corporación Microsoft, el Instituto Nacional contra la Discriminación (INADI) convoca para este jueves a una jornada promoviendo la “inclusión digital”. Parece un chiste de la revista Barcelona, pero no: las jornadas son un ejemplo más de las presiones que esa corporación ejerce sobre el Estado argentino para imponer sus prácticas monopólicas, que “incluyen” la imposición de programas cuyos costos son privativos para la mayor parte de la comunidad. Así lo expresa un comunicado de Hipatia -organización global en defensa del libre conocimiento de la que lavaca forma parte- donde se denuncia la política de criminalización que esta corporación está llevando a cabo contra organizaciones sociales, vendedores ambulantes y pymes. Además, se solicita que el Inadi acompañe las denuncias “de discriminación tecnológica”, ya que los usuarios de software libre “no pueden comunicarse o interoperar con las prestadas con estos productos comerciales. Ejemplos concretos: los usuarios de sistemas de software libre, como Gnu/Linux, no pueden procesar los impuestos ante el AFIP; usuarios de Firefox no pueden entrar a numerosos sitios, y personas que no tienen licencias de Office no pueden redactar documentos .doc y Excel que se solicitan en numerosos trámites”.

Jorge Vega Iracelay, Director de Asuntos Jurídicos y Corporativos Región Cono Sur de Microsoft se sentará junto a la presidenta del INADI María José Lubertino en la mesa de apertura de las Jornadas.

Jorge Vega Iracelay, Director de Asuntos Jurídicos y Corporativos Región Cono Sur de Microsoft se sentará junto a la presidenta del INADI María José Lubertino en la mesa de apertura de las Jornadas.

El comunicado expresa:

“Hipatia, comunidad global en defensa del libre conocimiento, quiere expresar su profundo rechazo a las Jornadas organizadas por el INADI auspiciadas por la corporación Microsoft bajo el engañoso título “Programa de Inclusión Digital: Internet para todos y todas“. Consideramos estas jornadas un hecho inédito, por calificarlo de alguna manera, ya que el organismo que brega contra la discriminación comete un acto discriminatorio, en tanto:

1) La inclusión digital solo puede ser garantizada por quienes no comercian con ella. El software libre no es tan solo una opción de mercado. Es la posibilidad creada por quienes -convencidos de que el conocimiento no es una mercancía- construyeron una herramienta que garantiza que la inclusión digital sea libre, abierta y democrática.

2) Desde diferentes ámbitos se ha trabajado mucho para defender a la comunidad argentina de las extorsiones de Microsoft. Estas extorsiones obligaron al Estado a pagarle fortunas en los peores momentos de la crisis económica. La política de persecución penal continúa hoy hacia organizaciones clave en la defensa de derechos, como el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) o la Central de Trabajadores Argentina (CTA), entre otras.

3) La única finalidad de Microsoft es obligar a la comunidad argentina a comprar sus licencias, cuyo costo promedio es de 100 dólares. Intenta criminalizar a quienes se resisten a esta exclusión, como prueba los numerosos litigios que promueve contra vendedores ambulantes y pymes, propiciando operativos represivos. ¿Quiénes serían los excluidos si Microsoft logra imponer su aspiración monopólica?

4) Consideramos que el INADI se preste, de esta manera, a la operación de marketing de una corporación es un claro ejemplo de hasta dónde llega la política de presión de Microsoft. El auspicio de estas jornadas forma parte de la estrategia de confusión que necesita crear para borrar del ideario social toda posible “competencia” en momentos en que países como Uruguay, Venezuela, Bolivia, Paraguay y Brasil han dado muestras concretas de cómo el Estado garantiza la inclusión digital al establecer políticas públicas que combaten el monopolio de Microsoft.
Por último, solicitamos al Inadi que acompañe las denuncias de discriminación ante el Estado nacional, provinciales y municipales y empresas de servicios públicos por exclusión y discriminación tecnológica causadas por el software de Microsoft y otras empresas. Esto se origina cuando las personas físicas y jurídicas que utilizan software que no es provisto por Microsoft no pueden comunicarse o interoperar con las prestadas con estos productos comerciales. Ejemplos concretos: los usuarios de sistemas de software libre, como Gnu/Linux, no pueden procesar los impuestos ante el AFIP; usuarios de Firefox no pueden entrar a numerosos sitios, y personas que no tienen licencias de Office no pueden redactar documentos .doc y excel que se solicitan en numerosos trámites”.

Etiquetas:

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Accesos a este posteo:

Crear un enlace

<< Home