domingo, 5 de julio de 2009

Represión a la Educación



Luego de asumir la lista Rosa-Roja-Marrón en SUTEBA La Plata
Represión a docentes y estudiantes universitarios en el Ministerio de Salud


El día de ayer fue una intensa jornada para los docentes del SUTEBA La Plata. En horas del mediodía se realizó en la sede histórica del sindicato, ubicada en 13 entre 56 y 57 la asunción de la Lista Rosa-Roja-Marrón en tanto la Verde-Celeste-Plateada llevó a cabo su propio acto en la nueva sede sindical localizada en 55 entre 8 y 9. Esta última, que responde al Secretario General de SUTEBA Provincia Roberto Baradel, se proclamó ganadora de las recientes elecciones docentes, luego de conseguir que la Junta Electoral Provincial aprobara la impugnación de la urna Nº1, que contenía 176 votos.‭ La Rosa-Roja-Marrón los acusa de fraude por no reconocer la voluntad de la mayoría de los docentes. Las otras listas opositoras a la Celeste, se solidarizaron con la Rosa-Roja-Marrón y desconocieron la sentencia de la Junta.

Luego de la asunción en la calle 13 entre la sede sindical y el Ministerio de Educación los maestros se dirigieron a 51 entre 17 y 18 para reclamarle al Ministro de Salud Claudio Zin a entrega de barbijos, alcohol en gel y antivirales, así como el reforzamiento de las medidas sanitarias frente a la Gripe A, especialmente en los colegios. Tanto los docentes como los estudiantes son una de las poblaciones más expuestas al contagio del virus, lo que provocó la suspensión de clases por dos semanas en toda la provincia.

El reclamo fue apoyado por la Junta Interna de ATE Educación, la Federación Universitaria de La Plata (FULP) y delegados de otras dependencias estatales como el Astillero Río Santiago, así como por estudiantes terciarios y universitarios independientes. Al llegar al Ministerio, una guardia solicitó la identificación de todos los que pretendían entrar. Esperaron 45 minutos a que los funcionarios se dignen a recibirlos y la única respuesta que obtuvieron fue una carta en la que se afirmaba que no iban a ser atendidos argumentando que los insumos ya estaban distribuidos a toda la población y que no era necesaria ninguna reunión.

Los docentes intentaron ingresar al edificio para exigir con mayor fuerza que se los atienda, pero fueron divididos por las fuerzas policiales en dos grupos, quedando uno atrapado dentro del Ministerio. Fue entonces cuando se desató la represión tanto dentro como fuera del edificio, con gases y balas de goma. El saldo fue de siete heridos de bala de goma que fueron llevados al Policlínico San Martín.

Tras lo sucedido, el Viceministro de Salud, Alejandro Coria, se prestó a recibirlos y se llegó al acuerdo de la entrega de cuatro mil barbijos, y una importante cantidad de alcohol en gel, así como de otros ya que los funcionarios de salud se negaron a dar el nombre del funcionario a cargo.

Cuando la delegación esperaba recibir las cajas con los insumos, el Secretario Gremial de SUTEBA, Alberto Villoldo, fue demorado unos minutos para su identificación por el mismísimo Jefe de la Departamental Policial, Roberto Castronuovo, quien procesó al gremialista por atentado, resistencia a la autoridad, lesiones y daños. Mientras tanto, en el Hospital San Martín se presentaba el Comisario de la 9na para detener a los heridos, lo que finalmente no sucedió.

Los maestros salieron del Ministerio y la columna se dirigió a la antigua sede sindical donde se realizó una conferencia de prensa para denunciar lo ocurrido. Allí tomó la palabra Amelia García, Secretaria General por la Rosa-Roja-Marrón, quien declaró que "si se suspendieron las clases fue porque empezamos a mover, porque los docentes denunciamos, empezamos a reclamar. Los padres dejaron de mandar los chicos, los maestros dejaron de ir. Por eso suspendieron, porque el agua los tapaba". Luego denunció el encubrimiento realizado por el gobierno y la oposición respecto a la gripe A, en tanto durante la campaña ningún partido habló de suspender las clases. Finalmente, celebró el inició de una "nueva etapa de lucha que va más allá de las necesidades propias".

Una vez terminada la conferencia, Indymedia La Plata dialogó con Villoldo sobre lo sucedido y en relación a qué pasará con el funcionamiento de las escuelas y comedores durante el receso causado por el virus de influenza N1H1. "Las escuelas cierran hasta el día tres de agosto. La atención de los comedores es cada quince días, se entrega un bolsón a los alumnos, pero ese bolsón es indignante, no satisface lo más mínimo (...) independientemente de eso, los comedores tampoco pueden paliar la situación" señaló.

Al cierre de la jornada, algunas organizaciones se movilizaron a 7 y 50 para participar de un cacerolazo, convocado por el Centro de Estudiantes de la Facultad de Ciencias Médicas, la CEPA y otras agrupaciones, con motivo de exigir a Cristina que declare la Emergencia Sanitaria Nacional.

Etiquetas:

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Accesos a este posteo:

Crear un enlace

<< Home