viernes, 2 de marzo de 2007

El hermano de Alicia, en el país de las maravillas



"Sentado con las manitos no tan temblorosas como durante su última lectura pública en cadena nacional los últimos días del año 2006 y minutos antes de la aparición del militante bonaerense, Luís Gerez, el presidente volvió a agitar la bandera de los derechos humanos para blanquear una gestión plagada de tantas irregularidades administrativas como las que caracterizaron la década menemista."

Del excelente artículo de Oscar Amado y Federico Corbière acá en Argenpress.

Etiquetas:

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Accesos a este posteo:

Crear un enlace

<< Home