miércoles, 26 de agosto de 2009

Chávez le pone los puntos a Colombia



Chávez: Colombia tomó decisión sobre bases unilateralmente

En un encuentro que sostuvo este miércoles con los intelectuales japoneses Osamu Nishitani, Yoshihiko Ichida, Nobuaki Korosawa, Kazue Kobata y Kazuta Hioki en el Palacio de Miraflores, en Caracas, explicó el peligro de las bases militares en Colombia y destacó que Bogotá tomó la decisión unilateralmente, sin consultar a la Unasur o su Consejo de Defensa.

TeleSUR

El presidente venezolano, Hugo Chávez, denunció este miércoles que la decisión de Colombia de permitir la instalación de siete bases estadounidenses fue unilateral y que no fue consultada con el resto de los países de la región o con el Consejo de Defensa de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), al cual el gobierno de Bogotá pertenece. Añadió que este acuerdo busca convertir a Colombia en toda una base de operaciones para garantizar el control de la región.

"En la Unasur existe un Consejo de Defensa Suramericano. El gobierno de Colombia ni siquiera tuvo el gesto de comunicar a los demás gobiernos vecinos nada de esto sino que sorpresivamente salen con el anuncio de, como dijo Fidel (Castro, ex presidente cubano), siete puñaladas sobre el corazón de Suramérica", dijo.

Desde el Palacio de Miraflores en Caracas, Chávez manifestó que Estados Unidos busca garantizar el control de la región suramericana con toda su tecnología e inteligencia militar "usando aviones invisibles, aviones con radares (...) Sobre todo desde la base de Palanquero donde hacen una inversión de millones y millones de dólares".

El primer mandatario venezolano hizo referencia al "libro blanco del comando de movilidad aérea", un informe que manejan las fuerzas militares estadounidenses, prontas a instalarse en territorio colombiano, donde dice que se instalará una parada intermedia al este de Brasil para que los aviones utilizados en las bases militares puedan tener acceso al combustible disponible en la zona. "Sin embargo la relación política con Brasil no favorece los acuerdos necesarios para esta acción", indicó Chávez.

Respecto a la próxima reunión de la Unasur, expresó que va a ser "difícil y complicada. Me estoy preparando bien porque hay bastante información y contrainformación y uno debe andar buscando lo que se aproxima a la verdad", indicó.

Calificó como muy positivo que los presidentes de la Unasur se reúnan para discutir la instalación de las bases militares en Colombia. "Eso no ocurría antes. Aquí en Venezuela hubo golpe de Estado, invasión militar yanqui; así como a otros países y hubo un silencio total. Nos parece muy positivo que haya sido aceptada esta reunión y que el presidente de Colombia asista", indicó el mandatario venezolano.

Advirtió que los países integrantes de la Unión de Naciones Suramericanas no llevan ninguna expectativa de que vaya a echar atrás este acuerdo; "porque este acuerdo ya se convirtió en una imposición imperial a Colombia (...) ¡Ay de un gobierno que se oponga!"

Manifestó al respecto que Colombia está perdiendo la soberanía y por eso no llevan ninguna expectativa, aun cuando indicó que de la discusión que se lleve a cabo en Bariloche "van a salir cosas interesantes". Además explicó que es muy positivo que la reunión sea en Argentina "porque fue allí cuando derrocamos al ALCA (Área de Libre Comercio de las Américas), allá en Mar del Plata".

Estas declaraciones las hizo el primer mandatario venezolano luego de la inauguración de una de las bases de paz en el municipio Páez del estado Zulia, a pocos kilómetros de la frontera colombiana, que han sido iniciativa del presidente Chávez para contrarrestar los efectos de las bases que Estados Unidos instalará en el país vecino.

El viceministro de Relaciones Exteriores para América Latina y el Caribe, Francisco Arias Cárdenas explicó que esta base busca "la integración y la unión entre Colombia y Venezuela, y que se acabe la guerra interna en Colombia por medio del diálogo".

En estas bases se crearán encuentros entre los pueblos de ambos países para discutir los efectos que el acuerdo entre Bogotá y Washington traerá a los pueblos del sur de América.

Entre las ideas que el presidente venezolano plantea para estas bases de paz se encuentra la atención médica a todas las comunidades cercanas, así como la atención al comercio de las zonas donde se instalen estas unidades de encuentros pacíficos.

Cinismo

Por otra parte el presidente venezolano calificó como cínicas las acusaciones en su contra por parte de Colombia por los supuestos "planes expansionistas" que adelanta, dado que ese país va a permitir la instalación de siete bases estadounidenses en su territorio.

"El Gobierno de Colombia me acusa a mi de expansionista. Ese es el colmo del cinismo. Ellos que van a instalar siete bases yanquis, prestando el territorio sagrado de Colombia para el expansionismo imperial, nos acusan a nosotros de expansionismo", dijo Chávez durante el encuentro que sostuvo este miércoles con los intelectuales japoneses Osamu Nishitani, Yoshihiko Ichida, Nobuaki Korosawa, Kazue Kobata y Kazuta Hioki en el Palacio de Miraflores, en Caracas.

Explicó que estos señalamientos sólo tienen la intención de desviar la atención sobre el peligro que representa para Suramérica el acuerdo que negocia con Washington.

Por esta razón, dijo que "esto tiene que servirnos para levantar la conciencia de que somos una sola patria y yo aprovecho para ratificar nuestro amor eterno por Colombia. No nos dejemos, colombianos y colombianas, venezolanos y venezolanas; conducir a una nueva guerra fratricida y para ello tenemos que oponernos a la instalación de las bases yanquis y tender puentes de paz entre nosotros".

"De esta manera estoy seguro de que ambos pueblos derrotaremos la pretensión yanqui y de la oligarquía colombiana de ponernos a pelear entre nosotros", puntualizó.


teleSUR/ve - MM

"SE HA TRANSFORMADO EN UN NARCOESTADO"
Chávez aseguró que es "imposible" la reconciliación con el gobierno de Uribe

"Las siete bases son una declaración de guerra contra la revolución bolivariana y así lo asumimos, no vamos a seguir con las medias tintas", aseguró el presidente venezolano, quien instó al canciller, Nicolás Maduro, a "preparar la ruptura de relaciones con Colombia". Por su parte, su par colombiano, Alvaro Uribe, dijo que las bases permitirán "derrotar al terrorismo y al narcotráfico".


En un acto de despedida del embajador cubano Germán Sánchez, el mandatario venezolano descartó la posibilidad de un reencuentro con su par colombiano, Alvaro Uribe, como ocurrió en otras ocasiones.

"Vamos a prepararnos porque la burguesía colombiana nos odia y ya no hay posibilidad de un retorno, de un abrazo (con Uribe). No, es imposible. Esas siete bases son una declaración de guerra contra la revolución bolivariana y así lo asumimos, no vamos a seguir con las medias tintas", dijo Chávez, citado por la agencia alemana DPA.

El martes, Bogotá acusó a Chávez de tener pretensiones expansionistas, después de que el mandatario venezolano anunciara que haría "llegar su voz" al pueblo de Colombia para contrarrestar las "mentiras" que se dicen de él.

Con anterioridad, Caracas congeló las relaciones bilaterales en protesta por el uso de siete bases colombianas por militares de Estados Unidos, lo que considera una amenaza contra la "revolución bolivariana".

"Que de aquí a un mes Uribe quiera venir para que hablemos, no, no. Ahora nos acusan de injerencia. Qué gobierno tan cínico, inmoral... Nos están golpeando con la excusa de la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico. El gobierno de Colombia no está interesado en que se acabe el narcotráfico porque viven de eso, es un narcoestado, es una narcoeconomía, esa es la verdad", aseveró, según DPA.

Chávez señaló que los "capos están dentro del gobierno" colombiano y hay "muchos capos en el Congreso".

"Se ha transformado en un narcoestado y ahora es una base de operaciones de los yanquis para amenazarnos a todos y nosotros estamos en la primera línea. Nos acusa el gobierno de injerencista. El paramilitarismo, que el gobierno de Colombia dice que lo desmovilizó, eso es una gran mentira, eso está vivo, siguen matando y ahora se están infiltrando en Venezuela y por eso hay que aumentar la capacidad de detección", recalcó.

Por su parte, el presidente colombiano, Alvaro Uribe, dijo que el acuerdo con los Estados Unidos para permitir la presencia de militares norteamericanos en siete bases de su país es lo que le falta al Plan Colombia para "derrotar al terrorismo y al narcotráfico".

"Tenemos que recorrer la milla adicional para poder ganar definitivamente. Y el nuevo acuerdo de cooperación en seguridad con los Estados Unidos es la milla que se le adiciona al Plan Colombia para poder derrotar definitivamente el terrorismo y el narcotráfico, para que sean cosas del pasado en nuestro país", dijo Uribe en Cali, según reportó la agencia italiana Ansa.

Uribe reiteró que la ayuda de los Estados Unidos al propósito de su gobierno de enfrentar a los grupos guerrilleros es "práctica" y "fundamental" y va más allá de "palmaditas en los hombros" o las expresiones de duelo por los coches bomba o las masacres de los grupos armados ilegales.

"Por eso, el gobierno cree que hay que continuar con ese apoyo, con esa cooperación con los Estados Unidos, y mantenerla siempre en positivo avance", agregó Uribe.

El acuerdo militar entre Bogotá y Washington prendió las alarmas entre los países vecinos a Colombia que consideran que la presencia de efectivos norteamericanos repercutirá en la seguridad de la región.

Página 12

Etiquetas:

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Accesos a este posteo:

Crear un enlace

<< Home