lunes, 9 de noviembre de 2009

Imputan a los participantes del Centro Cultural Almagro



Imputan a los participantes del Centro Cultural Almagro


Luego del violento desalojo del Centro Cultural Almagro ocurrido el 12 de agosto pasado, el Fiscal Walter López del Poder Judicial de la Ciudad de Bs. As., decidió imputar a veinte participantes de ese espacio cultural barrial. A estas personas, que permanecieron en el interior del Centro Cultural ante los aprietes policiales, se les ha imputado en general la causa de usurpación. El Centro Cultural Almagro funcionaba hace años en el barrio de Almagro realizando diferentes actividades. Algunas relacionadas con los trabajadores/as cartoneros/as, otras con actividades culturales. Era un espacio para y del barrio.

En la noche del 11 de agosto, una persona autodenominándose dueño del lugar y sin mostrar papel alguno, comenzó a levantar una pared en la puerta del Centro Cultural. Luego de la llegada de la policía federal (Comisaría 9na) se generó un intercambio de palabras, en el cual la policía reconoció la existencia previa del Centro Cultural. Sin embargo la policía, extendiendo por horas la discusión, buscó ganar tiempo y espacio para desalojar el Centro. Ante el hostigamiento y apriete policial, los integrantes del Centro Cultural decidieron ingresar en el predio a espera de la orden judicial para retirarse. La policía continuó con sus insultos y amenazas, no permitiendo salir del Centro a los integrantes que querían hablar con los medios de comunicación, e impidiendo el ingreso de medios al Centro para explicar lo que ocurría.

A las ocho de la mañana llegó la orden judicial. Los participantes del Centro decidieron salir ordenadamente. La policía ofreció garantías de que no agrediría, pero al poco de salir cuatro personas, las golpeó y detuvo. La policía no dejaba salir al resto. Éstos decidieron abrir la puerta del Centro Cultural y esperar la identificación policial, sentados en sillas y con guardapolvos. Como marco de este operativo se expresó con claridad la solidaridad del vecindario y de militantes sociales y cartoneros con el Centro Cultural, solidaridad que fue reprimida con gases y balas de goma. Finalmente se detuvo a cuatro integrantes del Centro bajo cargos de usurpación y resistencia, más dos personas que se solidarizaban contra el desalojo. El resto de los integrantes del Centro fueron sometidos a averiguación de antecedentes. Sin embargo, hoy se imputa a veinte integrantes del Centro Cultural por la causa de usurpación. ¿A qué responde esta imputación?

En el marco del permanente avasallamiento del espacio público de los gobiernos de la ciudad y de la nación, cabe la duda sobre a quién responde el fiscal Walter López. De hecho este fiscal empezó la causa con el pie izquierdo. Desde el punto de vista procedimental obtuvo una orden de desalojo en unas pocas horas en momentos de la madrugada. Supuestamente hizo contrastar el título de propiedad del autorreclamado dueño privado del lugar. Título de propiedad de un lugar que está sometido a una quiebra fraudulenta por la cual ningún dueño hizo uso del lugar desde más de diez años hacia atrás. Y con ese dudoso respaldo legal ordenó desalojar sin ningún tipo de aviso previo.

Desde el punto de vista político cabe preguntar, como en todo crimen, quién se beneficia con este desalojo. Desalojo que por otra parte no dio lugar a ningún uso del lugar, sino que dio pie simplemente a tapiar por completo el recinto que antes era de uso cultural y social-laboral. Ante el frágil respaldo legal del desalojo, habrá que indagar en las motivaciones políticas de quienes ordenaron y respaldaron esta inutilización del espacio público.

Centro Cultural Almagro

Contacto: 15-6975-4262 (Leandro)

Etiquetas:

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Accesos a este posteo:

Crear un enlace

<< Home