domingo, 13 de septiembre de 2009

Habla Biko del Frente AnarcoComunista Zabalaza de Zimbawe



Entrevista a un anarquista de Zimbabwe


Un miembro del Zabalaza Anarchist Communist Front quedó con Biko, militante comunista libertario de la red Uhuru Network de Zimbabwe, el 10 de agosto de 2009, cuando estaba en Johannesburg para asistir al evento anual de la Khanya College Winter School.

En esta entrevista Biko habla sobre los cambios en el terreno social, político y económico desde que el Gobierno de Unidad Nacional comenzó su andadura; el estado de los movimientos sindical y estudiantil; la supresión de los gays y las lesbianas; los procesos de reforma constitucional y las esperadas campañas de violencia del Zanu-PF ante las próximas elecciones.


¿Podrías decirnos cómo ha cambiado el panorama político, social y económico desde que apareció el Gobierno de Unidad Nacional (GUN)?

Lo primero es que ha habido un poco de apertura del espacio democrático en términos de articulación popular, pero en términos socio-económicos la situación ha empeorado, particularmente con la dolarización de la economía. Ha tenido un impacto mucho más negativo en las comunidades rurales y, con especial hincapié a las comunidades urbanas, y dado que el 85% de los zimbabweños están desempleados, mucha gente tiene problemas para acceder a los dólares USA.

¿Cómo ha reaccionado la gente en todas partes a la entrada del MDC en el gobierno y en qué condiciones han quedado sus estructuras?

La entrada del Movimiento por el Cambio Democrático (MDC; siglas en inglés) en lo que, preferimos llamar, gobierno de transición - pero que llaman gobierno de unidad nacional - se ha visto por mucha gente del movimiento pro-democracia como una traición porque no hubo consultas con miras a esta entrada. Es parte de un pacto elitista impulsado por Thabo Mbeki (presidente de Sudáfrica). En los primeros tres meses del G.U.N. se ha visto a Robert Mugabe desafiar abiertamente el propio acuerdo del GUN, añadiendo cinco ministros más, rechazando reconocer ciertos ministerios que había acordado con la dirección del MDC. Así, es ampliamente visto como una acción traicionera.

¿Qué retos y oportunidades le ofrece esta situación a la Uhuru Network y a otros movimientos sociales?

Hay ahora una clara desilusión entre los militantes de base del Movimiento por el Cambio Democrático, y los activistas comunitarios son más proclives a trabajar con los grupos radicales que han atacado siempre a los partidos políticos de Zimbabwe.

¿En qué estado se encuentran los sindicatos de la Zimbabwean Congress of Trade Unions, en el contexto de un desempleo masivo y repartición del poder?

Las base de Zimbabwean Congress of Trade Unions se ha debilitado al hundirse la industria en Zimbabwe. Ya no hay un movimiento que se fundamente en una masa de trabajadores en Zimbabwe. Los líderes han tomado caminos radicales, al decidir no implicarse en el proceso de reformas constitucionales estipulados por el acuerdo del GPA que guía al Gobierno de Unidad Nacional. Sin embargo hasta qué grado serán capaces de seguir mediante las amenazas de una huelga general, como han insinuado el mes pasado, es dudoso debido a que su base social de masas está debilitada.

¿Cómo se encuentra el movimiento estudiantil en este contexto?

Los líderes de la Zimbabwe National Students’ Union también se unirá a la Asamblea Nacional Constituyente y al Zimbabwean Congress of Trade Unions en una campaña contra cualquier proyecto de constitución que salga del proceso de reformas constitucionales llevado a cambo por el GPA. La Universidad de Zimbabwe permanece cerrada como resultado de estado de pánico ante la movilización de los estudiantes y a sus acciones, pero hay una base radical entre los estudiantes dado que otros institutos y facultades están abiertos y han llevado a cabo una campaña contra la privatización de la educación, que está siendo seguida hasta por el MDC y el gobierno ZANU-PF.

¿Puedes valorar sobre las distintas posiciones que se han tomado en relación al proceso de reforma constitucional, cómo la red Uhuru Network lo afronta o si trata de afrontarlo, y en qué perspectivas puede esto afectar al futuro?

En el movimiento pro-democracia en Zimbabwe hay basicamente tres posiciones. Una que es la que ha tomado la Asamblea Nacional Constituyente, el Zimbabwean Congress of Trade Unions y la Zimbabwe National Students’ Union, que es una posición de no aceptación y de campañas contra el propio proceso.

La segunda posición es la que han tomado la mayoría de ONGs y organizaciones de la sociedad civil, organizadas en particular bajo Crisis Coalition y la Organización Nacional de ONG, y estas organizaciones han asumido que el proceso está viciado, pero que ante una oleada de protestas conectarán con los procesos consultivos gubernamentales e incluso buscarán ser parte de las comisiones y las estructuras de este proceso.

Uhuru Network ha decidido quedarse al margen de las estructuras de la comisión, porque creemos que da una falsa esperanza de que estos procesos gubernamentales puedan ofrecer un camino de libertada para la gente, opinión que no compartimos. Así que hemos decidido continuar exponiendo los fallos en el proceso haciendo campaña contra este proceso en las reuniones consultivas que hemos tenido en las comunidades ante el referendum. Esta es nuestra posición que está particularmente fundamentada por el hecho de que cuando salga un borrador de constitución del proceso y se le ofrezca al pueblo, el pueblo se dará cuenta que no es lo que han querido y por lo que han luchado. Creemos que es el momento de hacer campaña contra el borrador y ahí es dónde buscamos sacar la energía.

¿Puedes decirnos algo sobre la estructura y las actividades de la Uhuru Network, sobre sus aspectos culturales y cómo combináis esto con la política?

Uhuru Network en la actualidad está compuesta de dos colectivos, Alternative Media Collective y Toyi Toyi Artz Kollektive. Entre estos dos colectivos tenemos artistas y activistas de los media que están implicados en las comunidades. Trabajamos en cinco comunidades alrededor de Harare (la capital del país); Chitungwiza, Glen Norah, Glen View, Highfields y Waterfalls. Tenemos aproximadamente 20 personas miembras en estas comunidades y nuestro mayor programa político en estas comunidades son los círculos de estudio. Así que los artistas y los activistas de los media se implican en estos círculos de estudio donde construimos la política de la organización.

Respecto a nuestro componente cultural, esto ha surgido en particular debido a las dificultades en las que trabajamos y a la represión hacia la libertad de expresión. Y encontramos que nuestros compañeros encuentran más fácil expresarse mediante la poesía y la música y otras formas artísticas y que estas formas se utilizan para interactuar con las comunidades.

¿Cómo tratáis con los temas de género en la red; hay un equilibrio de género y tenéis una cuota de género?

En los últimos cinco años nuestra red ha estado dominada por compañeros varones y durante el año pasado decidimos que al reconstituir nuestros círculos comunitarios impulsaríamos una cuota del 50%. Así, que ahora, tenemos en cada comunidad un equilibrio. Esta decisión ha tenido alguna resistencia por parte de algunos miembros de la organización, pero en los últimos dos meses creemos que esta política se ha comprendido.

¿Cuál es vuestra relación con Women of Zimbabwe Arise?

Creemos que Women of Zimbabwe Arise (Mujeres de Zimbabwe levantaos) es probablemente la organización de acción directa comunitaria más fuerte. Hemos visto también su orientación hacia temas de justicia social y económica, en términos de sus campañas, y estamos de acuerdo en que una organización en Zimbabwe tiene que ser a nivel de calle y por eso colaboramos en cuestiones y programas de acción directa.

¿Cuál es el clima de homofobia en Zimbabwe; son capaces de organizarse los gays, lesbianas, bisexuales y los trans, para defender sus derechos? ¿Cómo de dura es la persecución y cómo tratáis esta lucha?

Las manipulaciones que hizo Robert Gabriel Mugabe contra los gays y las lesbianas en Zimbabwe hace dos años ha llevado a que las fuerzas represivas pongan más y más presión a los gays y las lesbianas, en particular contra su organización Gays and Lesbians of Zimbabwe. Creemos que hay pocos o ningún espacio abierto para ellxs actualmente porque en la sociedad Zimbabwense hay también estigmas contra los gays y las lesbianas que emanan de las tradiciones conservadoras. Hemos intentando forjar vínculos con Gays and Lesbians of Zimbabwe pero la situación es tan represiva que no ha salido nada de esto.

(Nota: Biko dijo más tarde que no era que no hubiera salido nada de sus intentos de hacer vínculos con GLZ, sino que estos intentos se habian frustrado debido al severo clima de represión y al nivel de clandestinidad a que los gays y las lesbianas de Zimbabwe están obligados a estar. Creía que todavía necesitaban desarrollar una confianza mutua para establecer vínculos prácticos)

¿Y qué hay de la lucha de las mujeres, hay más espacio de maniobra en este aspecto?

Creemos que sí debido al interés que ha tenido el gobierno ante las campañas de derechos de las mujeres, en particular cuando el Zanu-PF puso a una mujer como vice presidente. Como resultado de esto, vemos que es mucho más fácil, ahora, abogar por los derechos de la mujer pero hasta qué grado, se han reorganizado las estructuras de la sociedad para incluir a la mujer, no estamos seguros. Creemos que en general el estatus de la mujer en la sociedad no ha cambiado.

¿Qué escenarios pensáis probables en el próximo año y medio y cómo se puede demostrar la solidaridad internacional de forma práctica?

Los procesos de reforma constitucional en Zimbabwe han llevado al hundimiento de las estructuras del MDC, y también como consecuencia de las campañas violentas que el Zanu-PF ha dirigido contra los activistas militantes de las comunidades. Como resultado creemos que el MDC como partido es impotente para oponerse a los planes del Zanu-PF entorno a la reforma constitucional. Creemos que el resultado del actual proceso de reforma constitucional no está dirigido por el pueblo, y por tanto no será aceptado por el pueblo de Zimbabwe.

Hay pocas organizaciones que se están organizando contra este proceso, y creemos que se dará una situación polarizada cuando se convoque el referendum. Como resultado el Zanu-PF volverá a llevar a cabo otra campaña sangrienta. El referendum será seguido de elecciones generales y el Zanu-PF aún no está preparado para esto, no ha desmantelado su maquinaria represiva. Así que probablemente veremos más de lo que vimos el año pasado entorno a las elecciones generales en Zimbabwe.

Las prioridades de los movimiento en Zimbabwe es la de reforzar las estructuras de los movimientos y prepararlas para la autodefensa y también la de hacer alianzas estratégicas que refuercen todo el movimiento pro-democracia. En cuanto a la solidaridad internacional, creemos, que debería ir más en el refuerzo de estas estructuras, en particular quizás a través de despertar y profundizar la conciencia política de los compañeros, y supongo, que la literatura y los materiales educativos serán útiles para esto. Y también, creemos que necesitamos permanecer conectados, en particular en solidaridad contra la represión que preveemos para el año que viene.

Etiquetas: ,

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Accesos a este posteo:

Crear un enlace

<< Home