jueves, 20 de agosto de 2009

Lección sobre la "buena onda" del rock



Aunque me duela en el alma porque Leonard Cohen es un tipo que admiro y respeto cómo a pocos artistas, pero quién no toma partido por un cambio toma partido por el status quo, es decir, peina a pelo del poder....

Amnistía Internacional se retira del Concierto de Leonard Cohen en Tel Aviv

Alberto Arce
Rebelión/Palestina.cat


La Campaña Palestina de Boicot al Estado de Israel (BNC) ha enviado hoy lo que puede considerarse no sólo como una gran noticia, sino toda una pauta a seguir de cara al futuro.

La noticia de que Amnistía Internacional, tras una importante campaña de presión internacional, se niega a aceptar la recaudación de un concierto de Leonard Cohen en Tel Aviv es importante en sí misma y por los principios que transmite.

Primero, cuando Leonard Cohen comprendió que existía una campaña contra su actuación en Tel Aviv, inmediatamente ofreció cantar en Rammallah. En la dinámica de equidistancia habitual y obligada, pensó que sería suficiente. Cual no sería su sorpresa cuando desde Palestina se rechazó su ofrecimiento. “No. si quieres tocar para nosotros, no toques en Tel Aviv”.

Posteriormente, ofreció, a través de Amnistía Internacional, donar la recaudación de su concierto, a un Fondo por la reconciliación y la paz. Cual no sería su sorpresa cuando los supuestos receptores palestinos de esos fondos, anunciaron su negativa a aceptarlos. “no si permite normalizar la imagen de Israel. No si tenemos que trabajar con el Centro Peres por la Paz. No les vamos a lavar la cara.”

Y ahora Amnistía anuncia que se retira. Que no acepta el dinero.

Muchas organizaciones de pretendida cooperación y solidaridad trabajan en la misma dirección. Hacemos algo con un palestino y un israelí, y ya estamos trabajando por la paz. Hacemos algo que tenga como objetivo la reconciliación y la paz, y ya estamos aportando algo importante a la región.

En este caso la sociedad civil palestina, representada por la Plataforma palestina de ong´s y la Campaña de Boicot al Estado de Israel ha sido clara. Si se trata de lavarle la cara a Israel no queremos vuestra música ni vuestro dinero. Se identifica un proyecto “normalizador de la ocupación” y se consigue su cancelación. Buenas noticias. Buenas tendencias. El proyecto de invertir lo recaudado por Cohen en Tel Aviv a través de actividades conjuntas es sólo uno de tantos en la misma dirección. La campaña por el Boicot trabaja con casos específicos. Uno a uno. Este era sólo primero.

A continuación, la nota enviada por el Comité Palestino de la Campaña de Boicot al Estado de Israel. (www.bdsmovement.net)



Amnistía Internacional se retira del Concierto de Leonard Cohen en Tel Aviv.


Amnistía internacional anunció que se abstendrá de cualquier implicación en el Concierto de Leonard Cohen en Tel Aviv y que no participará en ningún fondo financiado por los beneficios de dicho concierto.

Diversos medios de comunicación habían informado de que Amnistía Internacional iba a gestionar y participar en un “Fondo para la reconciliación, la tolerancia y la paz” creado a partir de la recaudación del Concierto de Leonard Cohen en Israel. Dicho Fondo sería usado para apoyar a grupos israelíes y palestinos. El anuncio de Amnistía Internacional viene precedido de una campaña de protestas contra su implicación en el concierto y de una convocatoria internacional en la que se le solicita a Cohen que se adhiera al Boicot al Estado de Israel.

Omar Barghouti de la Campaña Palestina de Boicot Académico y Cultural a Israel ha declarado, una vez que se ha hecho pública la noticia “felicitamos a Amnistía Internacional por su retirada de este proyecto, malintencionado, y con el objetivo de lavarle la cara a Israel en sus violaciones del Derecho Internacional y los Derechos Humanos. Al abandonar el proyecto, Amnistía le ha infligido un golpe muy serio a Leonard Cohen y a su equipo de relaciones públicas, negándose a ampararles con su prestigio y respeto”.

Después de que a finales de Julio se supiese que Amnistía Internacional iba a gestionar un fondo creado por los beneficios del concierto de Leonard Cohen en Tel Aviv, diversas organizaciones tanto en los Territorios Ocupados como a lo largo de todo el mundo, comenzaron a manifestarse en contra. La Plataforma Palestina de Ong´s (PNGO) le pidió a Amnistía el pasado 11 de agosto, que rechazase la gestión de ese dinero. El Comité Popular de Bil´in en Cisjordania, lanzó un comunicado en la misma dirección.

Llegaron alrededor de 1000 cartas a Amnistía Internacional solicitando que se retirasen de la Iniciativa de apoyo al concierto de Leonard Cohen. La única organización palestina cuyo nombre había estado implicado en la recepción de fondos con origen en el concierto, declaró que no era cierto que tuviesen intención de participar. Además, un representante de la Organización “Combatientes por la paz” ya había informado al Comité de Boicot a Israel en Nueva York que también había rechazado recibir fondos o participar de ninguna manera en el concierto de Leonard Cohen en Tel Aviv.

Lo que las organizaciones miembros de la campaña de Boicot le explicaban a Amnistía en sus cartas es que “siendo una de las defensoras más importantes de los derechos humanos y el derecho internacional de todo el planeta, participando de una actividad sobre la que se ha lanzado un Boicot, estarían menoscabando un intento palestino y de la sociedad civil internacional para frenar la violación del derecho internacional y los derechos humanos”. También aseguraban que “aceptar dinero del concierto de Leonard Cohen en Tel Aviv es el equivalente de que Amnistía hubiese aceptado dinero proveniente de un concierto en Sun City, en la Sudáfrica del Apartheid”.


El Centro Peres por la paz, otro de los receptores de fondos del concierto de Leonard Cohen “has sido denunciado en repetidas ocasiones por promover actividades conjuntas entre palestinos e israelíes que tienen como objeto mejorar la reputación internacional de Israel para aumentar su legitimidad, menoscabando las posibilidades de que se haga justicia para los palestinos”.

Tras el anuncio de su concierto en Israel, Cohen recibió inmediatamente cientos de cartas de organizaciones palestinas, israelíes, británicas y norteamericanas. En sus conciertos de Nueva York, Boston, Otawa y Belfast, han tenido lugar importantes manifestaciones pidiéndole que respetase la convocatoria palestina de Boicot a Israel. Cohen intentó entonces ofrecer un concierto en Rammallah con el objetivo de contrarrestar las críticas. Los palestinos rechazaron el concierto. Cohen tiene que cancelar su concierto en Tel Aviv si quiere tocar en Rammallah.

Ya que la comunidad internacional no actúa a la hora de detener la opresión israelí contra los palestinos, e inspirados por el movimiento internacional de Boicot que puso fin al Apartheid sudafricano, la sociedad civil palestina ha lanzado campañas de Boicot, Desinversiones y Sanciones contra Israel. Incluyendo el Boicot académico y cultural. Noventa y tres artistas y trabajadores internacionales de la cultural de primer nivel han firmado ya el llamamiento al boicot cultural. Tras el ataque contra Gaza de las navidades pasadas, la Campaña de Boicot continúa avanzando.

Etiquetas:

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Accesos a este posteo:

Crear un enlace

<< Home